Situación

Por razones de seguridad, la parrilla hay que situarla siempre sobre una superficie firme y nivelada, para que una vez encendido el fuego no pueda volcarse. También es necesario mantenerla alejada de los setos, árboles o de cualquier otro objeto que pudiera prender fuego con una chispa. Busque siempre zonas resguardadas de las corrientes de aire.

Aromatizar las brasas

Para mejorar el sabor de las comidas a la parrilla, añada a las brasas aromatizantes naturales como hierbas aromáticas (tomillo, salvia, hinojo, albahaca, romero …) o especias como canela en rama.