Calidad

Elije cortes de carne adecuados para la parrilla, que no contengan mucho pellejo y que tengan buen marmoleado.

¿Qué corte utilizar?

Los cortes ideales para asar a la parrilla son cortes con carne suave, y en su mayoría con buen marmoleado, es decir, con contenido de grasa intramuscular, lo cual dará a la carne jugosidad. Ejemplos de éstos son el Punta Trasera, el New York, el solomo, T-Bone, entre otros.

La importancia de sazonar la carne

En cuanto a este tema, en gustos se rompen géneros. Hay Parrilleros que sugieren sazonar la carne a media cocción o al final. Nuestra lógica es que mientras más temprano se sazone la carne antes de cocinarla, mejor. El porqué de esto es muy sencillo. Al sazonar la carne, la sal comenzará a penetrar los tejidos y extraerá proteínas solubles a la superficie, lo cual creará una mejor costra. Así mismo, la sal que penetre comenzará a darle un gusto ligeramente salado a la carne, lo cual significará que la carne estará sazonada más uniformemente.

En cuanto a la pimienta, recomendamos que ésta si se agregue al final, ya que las brasas pueden ser algo fuertes y pueden llegar a quemarla. Utiliza sólo pimienta recién molida. La pimienta que se vende en polvo puede tener meses de estar molida y el sabor nunca va a ser igual.